Foursquare es una red social basada en la geolocalización, que permite mediante un dispositivo fijo o móvil localizar una ubicación geográfica, lo que hace que sea una gran herramienta de marketing en el ámbito turístico. Es indiscutible, que el número de personas que pueden llegar a hacer check-in en un entorno rural, va a ser mínimo comparado con una gran ciudad. Pero sí que es cierto, que por medio de esta herramienta podemos premiar a nuestros clientes y captar a aquellos que sólo están pasando el día, usando su check-in como una moneda de pago.  Esto a su vez , tiene otra ventaja y es que estos usuarios ser convierten en prescriptores de tu negocio, ya que por medio de fotografías y comentarios muestran que es lo que han hecho en algún lugar.

Como en toda red social, hay que darse de alta. Hay muchos establecimientos que  están dados de alta si saberlo el cliente, esto es debido a que lo ha hecho un usuario. Por lo que hay que comprobar si  se está  registrado y si es así habrá que reclamarlo. O por el contrario, nos daremos de alta.

Para el usuario Foursquare se convierte en un juego, donde va sumando puntos, desbloqueando medallas, llegando incluso a ser alcalde,… Haciendo alarde de donde están, qué hacen o cómo lo hacen.

El problema de siempre es cómo poner en uso la herramienta y conseguir los famosos check-in. Pues bien, aquí propongo algunas ideas encaminadas al mundo del turismo rural:

– Premiar al Alcalde: Aquel usuario que más veces haga check-in en nuestro establecimiento, se puede premiar como prescriptor. Aquí hay que anotar varias cosas, nosotros mismos no debemos ser el alcalde del lugar, ya que no tendría sentido, y por otro lado, que este usuario sea un usuario real, es decir, que haga uso de nuestro establecimiento.

– Asociarnos con otros: Cuántos más establecimientos se encuentren en Foursquare, mayor será la diversión, ya que podemos pedir al usuario que interactué con varios lugares para conseguir una recompensa.

– Visita guiada: Podemos ofrecer un itinerario con varios puntos para hacer check-in a modo de ruta.

– Sorteos: Animar a las personas que visiten la localidad a hacer check-in, entrando en un sorteo.

– Búsqueda de lugares: Hacer check-in nosotros en algún lugar escondido y la primera persona que lo encuentro y haga check-in tendrá una recompensa.

Cuando ya tenemos planteadas las ideas, tenemos que pensar en la recompensa que daremos al usuario, un requisito indispensable es que será necesario que la persona haya realizado no sólo el check-in, además debe  hacer un comentario o una foto y que la difunda con sus amigos. Algunas de las recompensas podrían ser las siguientes:

– Estancias o descuentos para las próximas visitas.

– En servicios de restauración, algún extra como un postre, café,…

– Productos típicos.

– Servicios complementarios: Visitas guiadas, acceso a piscinas, restaurantes,…

– Si tienes wifi para ofrecer a los clientes, haz que la moneda de pago sea un check- in con comentario o foto.

Las propuestas podrían ser infinitas, siempre adaptandose a nuestro presupuesto. Pero lo más importante de todo, es que se debe difundir por el resto de redes sociales, blog o página web, para que los usuarios conozcan la propuesta y se animen a usarla. Y por supuesto no dejar de lado la publicidad de toda la vida, como poner la pegatina de Foursquare en  un sitio visible a todos, en el exterior.

Un ejemplo de la aplicación de Foursquare se puede ver en la llamada “La ruta de las Plazas” y en es este post “Como promocionar un destino turistico con Foursquare: #mostrabiar“. Algunos alojamientos rurales ya se han unido a esta iniciativa y ya cuentan sus experiencias. Y si quieres tener más ideas sobre promociones sigue este enlace  o este otro post  Puromarketing también muy interesante.

Por último y no por ello menos importante, si eres una de esas personas a las que le preocupa el tema de la intimidad con la geolocalización, aquí dejo un post sobre los peligros de usar Foursquare y cómo evitarlos.

¿Utilizarás Foursquare en tu negocio rural?